Robots del tamaño de células para patrullar los intestinos Aztec Medica

Unos investigadores han creado los que podrían ser los robots más pequeños hasta la fecha de entre todos los que son capaces de detectar su entorno, almacenar datos y llevar a cabo tareas de computación. Estos nuevos dispositivos, que tienen el tamaño aproximado de un óvulo humano, consisten en diminutos circuitos electrónicos hechos de materiales bidimensionales (o sea, con un grosor de 1 átomo o poco más), combinados con unas partículas minúsculas llamadas coloides.

Los coloides, que son partículas o moléculas insolubles cuyo tamaño va de una milmillonésima a una millonésima de metro, son tan pequeños que pueden permanecer indefinidamente suspendidos en un líquido o incluso en el aire. Emparejando estos objetos diminutos con una circuitería compleja, el equipo de Michael Strano y Volodymyr Koman, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, espera poner las bases para unos dispositivos que puedan ser dispersados a fin de realizar viajes de diagnóstico por el interior de cualquier cosa, desde el sistema digestivo humano hasta las tuberías de gas y petróleo, o quizá incluso flotar a través del aire para medir compuestos dentro de una cámara de procesamiento químico o una refinería.

Si bien otros grupos han trabajado en la creación de dispositivos robóticos de un tamaño diminuto similar, su énfasis ha estado en desarrollar formas de controlar el movimiento, por ejemplo, mediante la reproducción de los flagelos parecidos a colas que utilizan algunos organismos microbianos para propulsarse. Pero Strano sugiere que esta filosofía de diseño podría no ser la más provechosa, dado que los flagelos y otros sistemas de movimiento celular son utilizados principalmente para el posicionamiento a escala local, en vez de para el transporte a distancias significativas. Para la mayoría de los objetivos científicos, es más importante aumentar la cantidad y la complejidad de las funciones ejecutables por tales dispositivos que incrementar su capacidad de desplazarse a grandes distancias.

 

Los robots diminutos hechos por el equipo del MIT están autoenergizados, y por tanto no requieren una fuente de energía externa ni tan siquiera baterías internas. Un sencillo fotodiodo proporciona la escasísima electricidad que los circuitos de tales robots necesitan parta energizar sus circuitos de memoria y computación. Eso es suficiente para permitirles obtener información de su entorno, almacenarla en su memoria, y hacer posible la extracción de esos datos tras completar su misión.

Tales robots se podrían utilizar para obtener dentro del cuerpo humano datos clave con los que detectar y diagnosticar una enfermedad, por ejemplo para circular por el tubo digestivo en busca de señales de inflamación u otros indicadores de problemas de salud.

 

Otras aplicaciones de estos robots estarían en la industria del gas y del petróleo. Actualmente, la principal forma de comprobar escapes u otros problemas en los conductos es tener a un equipo moviéndose físicamente a lo largo del trazado de las tuberías para inspeccionarlas con instrumentos caros. En principio, los nuevos robots podrían ser insertados en un extremo del oleoducto, dejarse llevar por el flujo, y después ser retirados en el otro extremo, proporcionando un registro de las condiciones que encontraron por el camino, incluyendo la presencia de sustancias que pudieran indicar la ubicación de puntos problemáticos.

 

Espectaculares Radiografías a Color Aztec Medica

Una imagen de alto contraste de tus huesos en blanco y negro es una herramienta eficaz para detectar fracturas o roturas. Pero después de más de 120 años, las imágenes por rayos X tienen una actualización notablecon imágenes 3D a todo color que revelan mucho más que los huesos que se encuentran dentro de nosotros. Estas imágenes mejorarán lo que un médico puede diagnosticar sin tener que cortarte.

El enfoque tradicional de obtener imágenes del interior de un paciente implica someterlos a rayos X. Esta radiación electromagnética tiene una longitud de onda más corta que la luz visible, por lo que puede pasar fácilmente a través de los tejidos blandos, pero tiene más problemas para atravesar materiales más duros como los huesos. En el otro lado de tu cuerpo, un sensor o film produce una imagen basada en la intensidad de los rayos X que atraviesan, revelando así lo que hay dentro de nosotros.

Una empresa de Nueva Zelanda llamada Mars Bioimaging ha desarrollado un nuevo tipo de escáner de imágenes médicas que funciona de manera similar, pero toma prestada la tecnología desarrollada para el Gran Colisionador de Hadrones en el CERN para producir resultados mucho más detallados. El chip Medipix3 funciona de forma similar al sensor de tu cámara digital, pero detecta y cuenta las partículas que golpean cada píxel cuando se abre el obturador.

El chip Medipix3, mejorado con algoritmos de procesamiento de datos personalizados, puede detectar el cambio en las longitudes de onda a medida que los rayos X pasan a través de diferentes materiales en el cuerpo. Esto permite que el escáner distinga hueso, músculo, grasa, líquidos y todo el resto del material en el cuerpo humano, mientras que el software adicional utiliza esa información para producir impresionantes imágenes a todo color que permiten una vista tridimensional del interior del cuerpo.

De esta forma, mientras un médico examina las imágenes de tu brazo, buscando signos de rotura o fractura después de una caída desagradable, también podría buscar otras condiciones médicas potencialmente peligrosas que podrían no ser aparentes en los resultados típicos de rayos X. De hecho, las versiones de prueba más pequeñas de este escáner ya se están utilizando para estudiar el cáncer, así como la salud ósea y articular en pacientes, pero la tecnología también será útil en otros innumerables campos médicos, desde la odontología hasta la cirugía cerebral.

Pasarán años antes de que el nuevo escáner CT espectral reciba todas las autorizaciones y aprobaciones que necesita para poder usarse en hospitales y clínicas. Pero ya pasaron las etapas de investigación en este punto, y se espera que los ensayos clínicos comiencen en Nueva Zelanda en los próximos meses. [Mars Bioimaging via CERN via New Atlas]

Fuente: Gizmodo

Aztec Medica y el uso de RTLS «encontrar en un instante»

Si él está usando una insignia de RTLS, podrías encontrarlo en un instante.

Existe un creciente interés en los Sistemas de localización en tiempo real (RTLS). Se trata de la capacidad de localizar miembros del personal, pacientes, productos e importantes equipos (costosos), el RTLS va a revolucionar la industria de la salud al mejorar la seguridad, la velocidad, el ahorro, los servicios y la satisfacción del paciente. 

¿Pero a quién llamarás para implementar, consultar e integrar un sistema RTLS? 

Son complicados, poner todo junto y hacerlo funcionar, es tedioso.

Hace días un compañero de trabajo nos envió una copia de RTLS para Dummies, no sabíamos si ofendernos o expresarle nuestro agradecimiento por un nuevo libro. 

Revisamos la tabla de contenidos, «Diez cosas que debes buscar en un proveedor de RTLS». Pensamos: «Oye, nuestra empresa está muy involucrada en RTLS. 

«Hemos realizado un resumen y abreviado la lista que se encuentra en RTLS para Dummies a continuación. 

Estas son preguntas importantes para su consideración si está buscando una solución RTLS. 

  • ¿El vendedor está completamente invertido en RTLS y su futuro? ¿Estarán allí para ti?
  • ¿Puede el proveedor suministrar todos los productos (etiquetas, lectores, necesarios para implementar?
  • ¿El proveedor realiza una encuesta en el lugar para determinar las necesidades? ¿Qué tal un plano detallado que describa el equipo que se necesita?
  • ¿El proveedor puede soportar su sistema y ofrecer comentarios para mejorar a medida que crecen el sistema y las aplicaciones?
  • ¿La prueba de concepto demostrará el rendimiento en tiempo real, en resolución y precisión?
  • ¿El vendedor tiene la capacidad de ayudar de forma remota?
  • ¿Está el proveedor atrapado en una solución patentada o su instalación se beneficiará de una gama de equipos RTLS que son específicos para sus necesidades?

Descubrimos que la experiencia, la atención a los detalles y el conocimiento era exactamente lo que el libro describía. Durante 30 años, En Aztec Medica hemos trabajado con compañías que garantizas la entrega de nuestro material a los clientes. 

 En Aztec Medica hacemos que todos trabajen juntos» y hacer que todo funcione en conjunto. Y lo hacemos bien.

Nos entusiasma mucho cuando leímos las diez cosas que debo buscar en un proveedor de RTLS porque cumplimos con los requisitos. Nuestro personal capacitado se esfuerza por asegurar que cada entrega se realice correctamente. 

Estamos entusiasmados con el potencial de esta nueva tecnología dentro de la industria de la salud. 

Emocionante futuro de los trasplantes de corazón

Las enfermedades cardíacas son un término general para afecciones al corazón, que incluyen apoplejía, ataque cardíaco, arritmia y angina de pecho. Las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte en casi todos los países desarrollados del mundo, mucho más que todos los cánceres combinados.

Aproximadamente el 98% de las personas en la lista de espera de trasplante de corazón no recibió un trasplante de corazón en 2017.

Tristemente, la mitad de los receptores que reciben un trasplante de corazón mueren dentro de un año por complicaciones relacionadas con el rechazo de órganos. El rechazo de órganos ocurre cuando el cuerpo del destinatario identifica el corazón trasplantado como un objeto extraño. El trasplante que salva vidas se vuelve dañino para el receptor. Los inmunosupresores se introducen en el cuerpo del receptor para impedir el rechazo del órgano, pero la terapia inmunosupresora puede aumentar el riesgo de infección y otras afecciones dañinas.

Pero ahora la ciencia ha encontrado una manera de imprimir un órgano humano, incluso un corazón humano. Esto ya no es ciencia ficción, se ha convertido en un hecho científico.

Crear objetos a partir de plásticos y metales utilizando impresoras 3D ha sido posible desde hace algunos años. Hoy en día, la tecnología de impresión 3D se utiliza para producir huesos, oídos, vasos sanguíneos, tejidos y otras estructuras biológicas. La bioimpresión es un proceso que utiliza tecnologías de impresión en 3D con el potencial de imprimir algún día órganos humanos completamente funcionales.

Se está desarrollando tecnología de impresión biológica, que permitiría la impresión 3D de un corazón humano que puede usarse para trasplantar. Las células madre pluripotentes inducidas del paciente se recolectan y procesan para convertirse en células cardíacas especializadas. En combinación con nutrientes y otros factores necesarios, se crea una tinta biológica a partir de las células iPS que luego se utiliza en la bioimpresora. El rechazo de órganos se minimiza con esta tecnología porque el corazón resultante impreso en 3D está hecho de las propias células del receptor, y se elimina la necesidad de una terapia inmunosupresora extensa.

Esta es una oportunidad increíble para todos nosotros para invertir en el futuro de la medicina y cómo pronto se realizarán los trasplantes de corazón.

¿Quién inventó la radiografía y en qué año?

El 8 de noviembre de 1895 Wilhelm Röntgen descubrió los rayos X investigando las propiedades de los rayos catódicos, se dio cuenta de la existencia de una nueva fuente de energía hasta entonces desconocida y por ello denominada radiación X.

Rayos X óseo (radiografía) Los rayos X, o radiografía, de los huesos utilizan una dosis muy pequeña de radiación ionizante para producir imágenes de cada hueso del cuerpo. Se utiliza comúnmente para diagnosticar huesos fracturados o dislocación de articulaciones.

En Aztec Medica contamos con material y equipo a la venta.