Sala de Cirugía Inteligente Aztec Medica

En la historia de la evolución de las salas de cirugía, nunca antes se había realizado una fusión de este espacio con otro que le permitiera amplificar y mejorar sus características tecnológicas para llevar a cabo procedimientos complejos que antes no eran posibles en una sala convencional, este es el caso de las salas cirugía híbrida.

Sala de cirugía híbrida
La sala de cirugía híbrida es una sala quirúrgica equipada con dispositivos avanzados de imágenes diagnósticas de alta calidad, que combina una gama de servicios de intervención (imágenes médicas, como resonancia magnética y tomografía intraoperatorias) y quirúrgicos en un solo lugar, sin necesidad de realizar traslados del paciente.

Las salas de cirugía híbridas son el resultado de dos necesidades básicas a nivel hospitalario: mejor calidad en el cuidado de los pacientes y mayor costoeficiencia. Dichas salas satisfacen estas demandas, al combinar tecnologías mínimamente invasivas con imágenes de alta calidad y comunicación en un solo espacio.

Usualmente las intervenciones quirúrgicas complejas se practican en ambientes separados y alejados de las salas de imágenes diagnósticas, lo cual permite que el recorrido y traslado del paciente desde el servicio quirúrgico para realizar un nuevo diagnóstico con imágenes de alta calidad, sea poco eficiente y riesgoso para la seguridad del paciente.

El modelo híbrido apoya el mejor cuidado de los pacientes y el uso óptimo de los espacios, incorporando además todas las condiciones de asepsia y las características de equipamiento de una sala de cirugía avanzada.

Algunas de las ventajas de las salas híbridas son:

1. Apoya la seguridad del paciente minimizando el riesgo de traslado entre Quirófano – Radiología – UCI.
2. La posibilidad de realizar diagnóstico e intervención al mismo tiempo.
3. Una menor cantidad de incisiones, ya que es un procedimiento menos invasivo, con mejores posibilidades de éxito a largo plazo.
4. Los pacientes se recuperan más rápido y permanecen menos tiempo en el hospital.

La clave del éxito del proyecto de sala híbrida

1. Establecer una correcta planificación.
2. Contar con un equipo interdisciplinario de profesionales que aporten todo su conocimiento (arquitectos, ingenieros biomédicos, médicos, enfermeras, instrumentadoras quirúrgicas, perfusionistas, etc.) al momento de analizar el alcance del proyecto y el flujo de trabajo en el área.
3. Proyectar el futuro y los avances tecnológicos en medicina para cirugía.
4. Tener en cuenta la interrelación de la sala híbrida con el resto del servicio de bloque quirúrgico.
5. No olvidar la seguridad del paciente dentro y fuera de la sala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *